2. introducción.png


2.1. ¿Qué es el enfoque competencial?


A diferencia de otros enfoques basados en conocimientos o destrezas, el enfoque competencial y promueve el desarrollo de competencias de la persona. Una competencia es la capacidad de poner en práctica de manera integrada aquellos conocimientos adquiridos, aptitudes y rasgos de la personalidad que permiten resolver situaciones diversas. Por lo tanto, el hecho de ser competente exige algo más que la simple adquisición de determinados conocimientos y habilidades; implica la capacidad de utilizarlos en contextos y situaciones diferentes (véase el planteamiento de la muestra 1, donde se enuncia la tarea final que deben efectuar los estudiantes, enmarcándola en un contexto y considerando al estudiante como agente social).

2.2. ¿Qué se entiende por plurilingüismo?

PLURI VS MULTI.jpg

2.3. ¿Qué entendemos por competencia plurilingüe?


Antes de presentar el concepto de competencia plurilingüe, invitamos al lector a realizar la actividad descubre tu competencia plurilingüe. En esta actividad, el lector encontrará el inicio de un post de un blog sobre enseñanza de lenguas. Le pedimos que considere estas dos preguntas:
  1. ¿Qué he entendido?
  2. ¿Qué me ha ayudado a entenderlo?

¿Qué dice el MCER al respecto?
Según el MCER, el enfoque plurilingüe enfatiza el hecho de que conforme se expande la experiencia lingüística de un individuo en los entornos culturales de una lengua, desde el lenguaje familiar hasta el de la sociedad en general, y después hasta las lenguas de otros pueblos (aprendidas en la escuela o la universidad o por la experiencia directa), el individuo no guarda estas lenguas y culturas en compartimentos mentales estrictamente separados, sino que desarrolla una competencia comunicativa a la que contribuyen todos los conocimientos y las experiencias lingüísticas y en la que las lenguas se relacionan entre sí e interactúan. En situaciones diferentes, una persona puede recurrir con flexibilidad a partes diferentes de esta competencia para conseguir una comunicación eficaz con un interlocutor concreto.

Un concepto estrechamente relacionado con esta capacidad es el de translenguar o translanguaging (García 2009, 2012).

Translenguar o translanguaging
El conocimiento de dos o más lenguas permite que la persona plurilingüe se comunique con otras personas plurilingües utilizando indistintamente, a menudo de forma inconsciente, las lenguas que conocen. Al hecho de que las personas plurilingües utilicen estas múltiples prácticas discursivas complejas para comunicarse se le llama translanguaging o“translenguar”(Garcia 2009, 2012). Entendemos al respecto que el “translenguar” pedagógico trasciende las barreras entre las lenguas rompiendo con el concepto de compartimentar los conocimientos para, por el contrario,utilizar de forma informada las conexiones que se pueden establecer entre los conocimientos previos sobre el lenguaje, el aprendizaje y la comunicación que poseen los alumnos y profesores a fin de avanzar de forma eficaz en el aprendizaje de nuevas lenguas.

En nuestro proyecto, “translenguar” se utiliza como término general para cubrir diferentes prácticas pedagógicas basadas en las prácticas naturales del hablante plurilingüe. Estas prácticas pueden dividirse en dos grupos, principalmente: el cambio pedagógico de código lingüístico ((PBCS Pedagogically-basedcode-switching) y la traducción dinámica o el uso pedagógico de la traducción (Translating for Other Learning Contexts, TOLC) (ver 3.1.3 y 3.2.2).



2.4. ¿Qué entendemos por competencia intercultural?


Entendemos que la competencia intercultural es la capacidad de interactuar de forma eficaz entre diferentes lenguas y culturas.
Ello requiere dominar los componentes de esa competencia intercultural eficaz: el conocimiento (Saber qué), el comportamiento (Saber cómo) y la gestión de las emociones (Sentir). Es decir, hay que conocer la otra cultura, hay que saber comportarse en ella y hay que gestionar las propias emociones relacionadas con ella de forma adecuada.
En un contexto pedagógico, podemos establecer una distinción muy esclarecedora y útil entre `ser bilingüe’ y `actuar de forma bilingüe’. En el primer caso, se adquiere la competencia bilingüe de forma natural, a menudo inconsciente, en un contexto informal, mientras que la actuación bilingüe requiere una formación sistematizada en entornos formales. En palabras de Byram (2008: 69), actuar de forma bilingüe “presupone ciertas actitudes, conocimientos y habilidades que deben ser aprendidas (...) se requiere la voluntad de suspender los valores más profundos, al menos temporalmente, con el fin de ser capaz de entender y empatizar con los valores de otros que son incompatibles con los propios”.